Examen de VIII Par

examen VIII Par
Examen de VIII Par

El examen de VIII Par ha sido por muchos años la única herramienta clínica para la evaluación del sistema vestibular ubicado en el oído interno. Este se divide en dos partes fundamentales: coclear o auditiva y vestibular o del equilibrio. A través de una audiometría se evalúa la sensibilidad a la presencia de sonido en una cámara sonoamortiguada y a través de las pruebas posicionales y la prueba calórica se evalúa la función del equilibrio del oído.

En la actualidad es tremendamente necesario que el examen vestibular (pruebas posicionales y prueba calórica) sean realizadas con un método objetivo de registro como lo es la videonistagmografía (VNG) ya que la evaluación está supeditada a la dirección y velocidad del movimiento de los ojos que se produce (nystagmus) cuando se desencadena el vértigo y claramente un examinador a ojo desnudo no podrá calcular con precisión la velocidad de cada movimiento que se genera.

Prueba Calórica

El examen denominado prueba calórica (con aire en nuestro centro) nos informará sobre la funcionalidad de uno de los cinco órganos del equilibrio que se encuentran alojados en el oído interno, el canal semicircular lateral. Es por esta razón que un examen de VIII Par no siempre es suficiente para determinar si la sintomatología que presenta el paciente radica en la mala función del oído. En otras palabras un examen de VIII Par normal no significa necesariamente que el oído está completamente sano.

Hoy en día, en los países desarrollados la evaluación del equilibrio se basa en medir la funcionalidad de cada uno de los cinco órganos del equilibrio que cada oído contiene. Existe la tecnología para ello y AURIS posee los equipos y la experiencia para realizar dichos procedimientos. Exámenes como vHIT y VEMPs son fundamentales para conocer la extensión del daño vestibular y de esa manera poder rehabilitar el equilibrio de una manera eficaz.

Háganos sus consultas de Examen de VIII Par